miércoles, 27 de mayo de 2009

Materiales de lectura y actividades para encuentro de junio

Hola!!
Para el encuentro de junio deberán traer impresos estos dos materiales de lectura,
para trabajar en clase :
La Educación Científica y Tecnológica desde el enfoque en Ciencia, Tecnología y Sociedad.Aproximaciones y Experiencias para la Educación Secundaria .
Carlos Osorio M.
http://www.rieoei.org/rie28a02.htm

Ciencia, Tecnología, Sociedad: Implicaciones en la Educación Científica para el Siglo XXI
Amparo Vilches, Carlos FurióUniversitat de València, España
http://www.oei.es/salactsi/ctseducacion.htmY además traer impresa la actividad de interpretación de los videos :"Evolución de la tecnología" y "Tecnología y sociedad del conocimiento"

Un saludo a tod@s.
Prof.Mg. Alicia Beatriz Tedesco

6 comentarios:

leandro dijo...

Buenas tardes profesora, soy leandro street y junto a luciano bologna ayer no pudimos concurrir a su clase ni tampoco a la del prof. galaso porq camino a la plata se rompio el auto en City Bell y tuvimos que pegar la vuelta en la grua.. espero sepa entender y el trabajo de mayo se lo llevamos junto al de junio.

besos

Leonel dijo...

Reflexionando sobre el interrogante que se planteó en el segundo encuentro “¿puede la tecnología mejorar la vida de las personas?” surgen pensamientos encontrados. Deberíamos pensar primero de la vida de qué personas hablamos; ¿de todos los qué habitamos este maravilloso planeta? ¿de los que tienen la suerte de acceder a los últimos artefactos electrónicos antes de que el señor Motorola presente su nuevo modelo y demuestre que el que se lanzó hace quince días es obsoleto? ¿de los que tienen una obra social que cubre los más avanzados métodos de inseminación artificial y manipulación genética y le devuelven el dinero si el neófito en cuestión no tiene los ojos celestes como la tía Beba?.
Si le preguntamos a Santiago, que en su habitación cuenta con PC, TV LCD, DVD, MP3, MP4, MP5 y unas cuantas siglas más, además de un split que lo mantiene a 18 grados Celsius mientras chatea en plena primera quincena de febrero, tal vez opine que sí, que la tecnología puede mejorar nuestra vida. Tal vez no obtengamos la misma respuesta cuando le preguntemos a Kevin, que vive en su humilde casilla de madera a la orilla del Arroyo del Gato y recientemente un doctor descubrió altos niveles de arsénico en su sangre debido a la contaminación de las aguas del mencionado arroyo por el irresponsable uso de la tecnología que hacen en la fábrica de la que es dueño el papá de Santiago.
Deberíamos preguntarle también a Ricardo, flamante portador de un hígado recién transplantado, amablemente donado por el generoso, abstemio y recientemente fallecido Padre Gregorio. Él sin duda no tardaría en detallar las innumerables mejoras a las que asistimos en la actualidad en materia de salud, aunque no sería tan optimista la opinión de su hermano Rubén, que se desempeña como coordinador de un grupo de autoayuda para personas que sufren de stress, burn out, trastornos de ansiedad y otras enfermedades causadas entre otras cosas por el ritmo de vida de esta vertiginosa era tecnológica, personas entre las cuales cuenta con asistencia perfecta el antes citado padre de Santiago.
Las mejoras que la tecnología acerca a nuestras vidas son innegables; también lo son los daños causados por el mal uso de ella. Si el par de pilas triple A, que hacen posible que pueda ir escuchando el match que disputan Rosario Central y Godoy Cruz de Mendoza mientras recorro la ciudad de La Plata cómodamente sentado a bordo del 214, son en parte responsables de la contaminación que ayuda a que se extingan el 75% de las especies animales, prefiero preguntarle mañana el resultado del partido a algún amigo.
No quiero sonar pesimista con respecto al avance de la ciencia (tal vez es un poco tarde para esta acotación), pero el problema no es la tecnología sino las manos humanas que tienen el poder de aplicarla, reinventarla, manipularla y negársela a quienes no pueden pagar por ella.
No quiero sonar pesimista, insisto, pero a veces veo a esta sociedad tecnificada como un gran Titanic, lleno de avances, lujos, confort, velocidad y manejada por personas que responden a los intereses de unos pocos y se olvidan de los pobres gringos que viajan en tercera clase y bailan alegremente entre las ratas.
Para concluir y sin apartarme de esta analogía náutica, dejo un pensamiento positivo: considero que siempre estamos a tiempo de dar un golpe de timón antes de chocar con el iceberg y en última instancia, si nuestro destino será morir de hipotermia como Di Caprio en pleno Océano Atlántico, hagamos como Leonardo y no nos vayamos sin conocer el valor del amor, el arte, la amistad y nunca nos olvidemos de la ética y la solidaridad. Así que si vemos a un pibe llorando en medio del “salvesequienpueda” dejémosle nuestro lugar en el bote salvavidas, porque si el barco se hunde parece que no hay lugar para todos.
Por lo menos todavía queda brandy y los músicos siguen tocando.
Leonel Zagaglia.(1ºB Tramo de Formación Pedagógica.)

Leonel dijo...

aasa

Vanesa dijo...

Hola profesora, cómo le va. Soy alumna de 1º A del Tramo de Formación Pedagógica.
Quisiera saber si es posible que nos de su dirección de mail, para poder realizarle consultas acerca de los trabajos prácticos que vamos realizando.
Muchas gracias

Anónimo dijo...

Ya habíamos anunciado en clase que habrá tutorías en el Instituto, mañana 3 de junio de 19,30 a 20,30 hs

analia dijo...

Hola profesora, soy Analía de primer año del tramo docente. Falté la clase de Mayo y mis compañeros me avisaron quep ara la clase de Junio debíamos ver dos videos y hacer un comentario para llevar a clase.Pero, según lop ublicado en el blog hay que bajar unos textos.Podría aclararme la duda de si estoy debiendo alguna práctica y qué es lo que hay que hacer para Junio?.Tampoco sabía de las tutorías del 3 de Junio.Perdón por tanta pregunta.Mil gracias.Analía