jueves, 3 de julio de 2008

Ciencia, Tecnología, Sociedad: Implicaciones en la Educación Científica para el Siglo XXI

Aquí pueden incluir sus comentarios y reflexiones sobre:

Ciencia, Tecnología, Sociedad: Implicaciones en la Educación Científica para el Siglo XXI
Amparo Vilches, Carlos FurióUniversitat de València, España
http://www.oei.es/salactsi/ctseducacion.htm

Saludos a tod@s
Prof. Alicia Tedesco

19 comentarios:

Jorgelinna dijo...

Los estudios de las relaciones ciencia, tecnología y sociedad tanto desde el campo de la filosofía, la historia y la sociología de la ciencia como desde la educación científica, han sufrido un enorme desarrollo en los últimos años a nivel internacional. Distintas instituciones ofrecen cursos, capacitaciones y programas que abordan los aspectos sociales de la tecnología y la ciencia.
No solo la formación se adopta en ámbitos profesionales sino que se busca preparar a los estudiantes para que se inserten y desenvuelvan en un medio social signado por los avances de índole científico y tecnológico. Esto demuestra que se ha avanzado en materia de mejora en cuanto a la consideración de educación en estas áreas.
¿Cuáles son las finalidades básicas de la enseñanza de las ciencias? Es decir, ¿para qué enseñamos ciencias en la secundaria?
Este planteo surge de manera obvia y necesaria en este ámbito.
Para que todo esto tenga sentido será necesario que la ciencia que esté presente en el curriculum incluya objetivos y contenidos conceptuales, es decir, conocimientos científico-técnicos necesarios para que las personas puedan desenvolverse en un mundo cada vez más impregnado por el desarrollo científico y tecnológico como el actual.
También se deben incluir objetivos y contenidos procedimentales, que permitan aprender lo que es la ciencia y la tecnología y cómo trabajan, para razonar y resolver mejor los problemas de la vida cotidiana.
El impacto que la ciencia ha tenido y tiene en la vida de los hombres y mujeres, hace pensar en el interés por su estudio, en su enorme potencial didáctico, y sin embargo, a pesar de la inclusión cada vez mayor del estudio de la ciencia en los niveles básico y medio la actitud frente a la ciencia no es la esperada, sino más bien se observa indiferencia, cuando no rechazo, hacia la misma. Debe plantearse qué hacer y cómo intervenir para mejorar la situación.
Se trata de profundizar en las supuestas causas del desinterés de los estudiantes hacia la ciencia y el trabajo.
Una de las posibles causas del desinterés hacia las ciencias y su estudio y de las actitudes negativas de los estudiantes es la desconexión entre la ciencia que se enseña y el mundo que les rodea, su falta de aplicaciones prácticas, es decir, la ausencia de las interacciones ciencia, tecnología y sociedad.Esto remarca lo importante de la vinculación entre estas áreas.
Otro de los factores puede considerarse a que frecuentemente se presentan las materias científicas de forma que los alumnos y alumnas las ven como algo abstracto y puramente formal. Por ello surge la necesidad de recuperar los aspectos socio histórico, de relación entre tecnología, ciencia y educación que permiten tener un panorama más generalizado e inclusivo
Los cambios habidos en nuestras sociedades, los nuevos riesgos a escala planetaria , el papel de la ciencia y la tecnología como elementos estratégicos motivan cada vez más los estudios en ciencia y tecnología y su evaluación. Es peligroso que los seres humanos ignoren realidades de índole ambiental, porque son cuestiones que en un futuro podrían dañar su subsistencia. La enseñanza va a contribuir no sólo a mejorar la actitud y a aumentar el interés hacia la ciencia y su aprendizaje, sino también va a permitir aprender más ciencia y saber más sobre la ciencia, al mostrar una imagen más completa y contextualizada de la misma, de manera que las personas se relacionen de manera natural con estas áreas, sin connotaciones negativas que lo alejan de la misma.
Si los docentes comprenden la importancia de las interacciones entre ciencia, tecnología y sociedad serán conscientes del problema de su ausencia en la enseñanza y por lo tanto de las consecuencias que esto puede tener en los estudiantes, generando una imagen alejada de la realidad y de su contexto.
En esta época de enormes cambios sociales, científicos y tecnológicos, en la que las interacciones de la ciencia y la tecnología con la sociedad y el medio adquieren cada vez más relevancia, es fundamental que se trabaje sobre el relevante papel que la educación tiene.

La Educación Científica y Tecnológica desde el enfoque en Ciencia, Tecnología y Sociedad.

La ciencia y la tecnología han terminado por transformar numerosos espacios de las sociedades contemporáneas, lo cual ha estado determinado por el innumerable aporte de beneficios, pero esto no hace que deban ignorarse cuales son los riesgos que se corren.
Se atribuyen a la ciencia y a la tecnología grandes efectos sobre la sociedad, en particular en el campo de las tecnologías de la producción y de la información y en el de la biotecnología. Pero esto no significa que se haya logrado combatir realidades humanas como la pobreza, apenas ocupan un lugar parcial, ya que el tema debe debatirse en sentidos más profundos a nivel social, político y económico.
Ciencia, Tecnología y Sociedad corresponde al nombre que se le ha venido dando a una línea de trabajo académico e investigativo, que tiene por objeto preguntarse por la naturaleza social del conocimiento científico-tecnológico y sus incidencias en los diferentes ámbitos económicos, sociales, ambientales y culturales de las sociedades occidentales .
Desde sus inicios, los estudios CTS han buscado promover y desarrollar formas de análisis e interpretación sobre la ciencia y la tecnología de carácter interdisciplinario, en donde se destacan la historia, la filosofía y sociología de la ciencia y la tecnología, así como la economía del cambio técnico y las teorías de la educación y del pensamiento político.
La educación en sentido amplio, desde estos enfoques tiene como objetivo esencial la alfabetización científica y tecnológica de los ciudadanos. Una sociedad transformada por las ciencias y las tecnologías requiere que los ciudadanos manejen saberes científicos y técnicos y puedan responder a necesidades de diversa índole, sean estas profesionales, utilitarias, democráticas, operativas, incluso metafísicas y lúdicas. En el ámbito profesional se necesita aumentar y actualizar las competencias, más aún para las investigaciones.
La alfabetización científica y tecnológica implica un proceso en el que cada ciudadano puede participar en los asuntos democráticos de tomar decisiones, para promover una acción ciudadana encaminada a la resolución de problemas relacionados con el desarrollo científico-tecnológico de las sociedades contemporáneas. Se apunta a que la alfabetización contribuya a la enseñanza de los estudiantes sobre la búsqueda de información relevante e importante sobre las ciencias y las tecnologías de la vida moderna, a la perspectiva de que puedan analizarla y evaluarla, a reflexionar sobre esta información, a definir los valores implicados en ella y a tomar decisiones al respecto, reconociendo que su propia decisión final está basada en valores
El proyecto de educación en tecnología involucra el enfoque de ciencia, tecnología y sociedad como injerto, es decir, como una reflexión más amplia sobre los objetos y procesos técnicos en su inserción social, a partir de problemas socio técnicos relevantes. Para ello se tienen en cuenta propuestas de trabajo que contemplan diferentes puntos: un enfoque constructivita del aprendizaje; abordar problemas socio técnicos relevantes para los estudiantes; situar estos problemas en contextos específicos; introducir el análisis sociofilosófico, ético, político, económico, en estos problemas; promover el desarrollo de capacidades necesarias para argumentar en torno a la toma de decisiones sobre estos problemas, y para que dichas capacidades se relacionen con el medio social. Además es necesario que los docentes reflexionen sobre aspectos como la relación con el conocimiento científico, las imágenes de la tecnología, el papel de la educación tecnológica, el enfoque que se le está dando en nuestro sistema educativo, las propuestas de cómo trabajarla en el aula, las competencias que la tecnología desarrolla en el ser humano, las características de la actividad tecnológica escolar, el ambiente apropiado para realizar la educación en tecnología.
Los enfoques en educación desde la perspectiva CTS exploran una comprensión de la ciencia y la tecnología, sin desligarla de sus fines y utilidades sociales. Esto tiene profundas implicaciones por cuanto lleva a analizar no sólo el carácter social de la ciencia y la tecnología sino también a la sociedad en su conjunto, ya que se posibilita el espacio de reflexión sobre aspectos como los modelos de desarrollo, la inequidad y el acceso a los bienes y servicios de la ciencia y la tecnología, y sobre todo al sentido de responsabilidad necesario para continuar viviendo en mejores condiciones.


JorgelINA Angrigiani

Rafaelli, V dijo...

Cada vez se otorga más importancia a la alfabetización científica y tecnológica en el desarrollo de los currículos de la educación básica. Muchos países tratan de contextualizar socialmente la enseñanza de las ciencias, para que los estudiantes puedan desenvolverse en un mundo en el que los desarrollos tecnocientíficos cumplen una función cada vez más importante. Pero cualquier cambio que se pretenda generar en la sociedad implica la necesidad de involucrar a los docentes de manera crítica y participativa, si es que los cambios han de generalizarse. Los docentes deben hacerse dueños de las nuevas orientaciones y comprender la importancia de los contenidos, objetivos y finalidades de la educación tecnocientífica.

Es necesario que los docentes puedan generar un espacio de reflexión sobre las nuevas finalidades de la educación científica, la necesidad de introducir en las clases de ciencias las relaciones entre ciencia, tecnología y sociedad, que puedan conocer distintos proyectos y cómo se puede llevar a la práctica.

Las finalidades básicas de la enseñanza de las ciencias tradicionalmente era la adquisición de conocimientos científicos; sin embargo en los últimos veinte años se han desarrollado preocupaciones curriculares que orientan socialmente la enseñanza de las ciencias y tratan de relacionarlas con el propio estudiante. Ya no se trata de la formación de futuros científicos, sino de formar a la mayoría de la población para que pueda disponer de los conocimientos y destrezas necesarios para desenvolverse en la vida diaria, solucionar problemas cotidianos, y participar activamente en la toma de decisiones responsables en ámbitos sociales y políticos, en tanto que ciudadanos responsables.

Es así como se hace importante la dimensión afectiva del aprendizaje de las ciencias, que se concreta en objetivos actitudinales y persigue despertar el interés y el gusto por los estudios científicos y técnicos. La existencia de un clima de aula actitudinalmente positivo es esencial para favorecer un mejor aprendizaje e interés por la enseñanza de las ciencias. Hay muchos factores a los que puede atribuirse la indiferencia o desinterés del alumnado hacia el aprendizaje de las ciencias. Algunos de ellos pueden ser la procedencia social de los estudiantes, el mayor interés creado por medios masivos de comunicación, la falta de correlación entre la capacidad intelectual de los estudiantes y la complejización de los estudios científicos. Pero tanto como lo anterior, es responsable la escuela de la formación de actitudes pasivas o desinteresadas hacia el aprendizaje tecnocientífico, al enseñar sólo conocimientos científicos y sin tener en cuenta el desarrollo afectivo de los alumnos respecto de la tecnociencia. La escuela puede incidir de forma explícita en el interés de la ciencia como vehículo cultural, y mostrar su conexión con los problemas reales del mundo que nos rodea, considerando aspectos históricos, sociales, culturales. La enseñanza podría, así, dejar de presentar una visión deformada y empobrecida de la ciencia.

Si las relaciones entre ciencia, tecnología y sociedad constituyen una parte central de las experiencias educativas más valoradas, es porque favorecen el interés considerando el aspecto afectivo de la enseñanza, y así mejoran los resultados formales. La inclusión de las relaciones entre ciencia, tecnología y sociedad hace que las clases de ciencias sean relevantes para la realidad del estudiante, y así lo estimule al estudio. De esta manera es posible valorar el desarrollo tecnocientífico y sus consecuencias, tomando en cuenta inconvenientes y ventajas, con una actitud crítica positiva ante los fenómenos. La ciencia y la tecnología pueden fácilmente asumir un rol estratégico en las políticas educativas que facilite la incorporación del alumnado al mundo laboral, a una inserción en la vida adulta en la que la ciencia y la tecnología adquieren máxima relevancia.
Sin embargo, es preciso expandir la visión del artículo, que se centra específicamente en la enseñanza de ciencia y tecnología en las clases de ciencia y tecnología. Me parece tanto más importante promover la enseñanza del pensamiento científico en las clases cuyo tema no es directamente la ciencia o la tecnología, para generar la sensación de relevancia global que le permita la alumno ver la importancia de la tecnociencia en contextos que normalmente no suelen asociarse a ella, como las artes, las lenguas, la historia, la educación física, y otras áreas del currículo.

Erica Martinez dijo...

Este artículo, pone de manifiesto, que si bien existen estudios que comprueban la importancia de una educación CTS, estos se han llevado a cabo en Europa y EE. UU., siendo que en Latinoamérica, y más precisamente, en Argentina, parecería que no se han realizado. Es por ello, que pese a la evidente necesidad de “una educación en ciencia y tecnología contextualizada socialmente”, al menos por ahora depende exclusivamente de cada uno de los docentes a cargo de materias científico-tecnológicas, ya que no cuentan con el marco curricular ni con los textos escolares acordes a este enfoque educativo. Es por ello, que además de preparar el camino para que la implementación del enfoque CTS en las aulas sea una realidad, los docentes también deberían ser preparados para enfrentar este desafío, no porque no tengan los conocimientos o la preparación necesarios, sino para ayudarlos en la transición.

Castillo Fabian Alberto dijo...

Se trata de enseñar para dar sentido a los productos culturales disponibles, en una era tecnológica, su enseñanza no puede estar ausente, porque somos seres que vivimos pendientes de algún aspecto de la tecnología.
El aspecto de la tecnología que realmente tomo un auge interesante es su velocidad de extensión, no solo a diversas actividades y dominios de la economía y la cultura, sino a trabes del mundo.
Sin embargo esta expansión no ha sido igual para todos, lo que produce una brecha importante y creciente ante tanto avance.
Sería interesante y humano, replantear el avance tecnológico desde otra idea, la de poder acortar las distancias y la de poder llegar a todos, una utopia, pero de utopía también se vive.

Hernan Fariña dijo...

El texto empieza con una pregunta fundamental se puede enseñar ciencia en la secundaria, es necesario formar cientificos en el nivel medio, el texto responde que no. Pero si es importante lograr enseñar ciencia y tecnologia en la secundaria ya sea que se quiera formar cientificos o no, se busca que todos tengan acceso a las nuevas tecnologias.
Es necesario contar con un buen proyecto de ciencia y tecnologia para el nivel secundario.

Silvina dijo...

Creo que es imprescindible , debido al avance de la tecnología, que podamos brindar a nuestros alumnos una educación en ciencia y tecnología que les permite enfrentarse a los nuevos desafíos que esto plantea.
Esto se relaciona con el articulo sobre la didáctica de la educación tecnológica ya que para poder lograr un compromiso y mayor interés los estudiantes se hace imprescindible una buena didáctica.
Probablemente el hecho de tener docentes poco capacitados o con pocos recursos para desarrollar esta materia hace que sea complicado fomentar el interés de los alumnos en estas disciplinas.
Deberiamos lograr que el alumno aplique los conocimientos cientificos a las situaciones que vive todos los días para así lograr que deje de ver a la ciencia como algo lejano y exclusivo para "genios”.
Silvina Lorenzi
Comision B

Natalia Silva dijo...

Muy bueno el artículo ya que me parece que plantea un problema muy actual, no sólo se sabe que es necesario enseñar ciencias, para una mejor inserción en la sociedad cada más global y más participativa, sino para tomar decisiones fundamentadas. Pero al mismo tiempo, se plantea el problema de llevar a la práctica los contenidos de la materia, ya que se desarrollan los distintos temas en forma separada y no se enseñan las relaciones existentes entre ellos.
También, se plantea el problema de enseñar ciencias sólo a quienes se dedicarán al área científica, por medio de una capacitación especial, y por el otro, hay quienes dicen que es necesario enseñar ciencias a todos los alumnos. A mi, personalmente, me parece que todos deben aprender ciencias y también aprender a desarrollarla en la práctica, parte de la responsabilidad está en los profesores de poder brindar los conocimientos básicos y necesarios, pero por otro lado, son los alumnos que deben mostrar interés, claro está, que el profesor debe buscar la motivación del alumno, que es algo que en muchos casos está pendiente.

fabio dijo...

Ciencia, Tecnología, Sociedad: Implicaciones en la Educación Científica para el Siglo XXI
Amparo Vilches y Carlos Furió, entre otras problemáticas, se preocupan porque en las escuelas secundarias se pretende formar a los alumnos en un mundo científico y tecnológico y no siempre se tiene en cuenta el aspecto actitudinal o valorativo para obtener un resultado. Analizan cuales son las finalidades básicas de la enseñanza de las ciencias y muestran que se necesita formar a los estudiantes para que puedan resolver problemas de la vida cotidiana con conocimientos y destrezas adecuadas. Para ello, destacan que muchas veces existe falta de motivación o desinterés de los alumnos y que una forma de lograr esa motivación es por ejemplo obtener la denominada “dimensión afectiva” en la enseñanza de las ciencias o la ubicación de la ciencia y tecnología en el contexto socio histórico.
La conclusión es aportar un buen proyecto tecnológico en la secundaria, y replantear las distintas formas de llegar a el, marcando las relaciones entre Ciencia, Tecnología y Sociedad.

Fabio Lorenti
Comisión A

gabriel makcimovich dijo...

I Congreso Internacional "Didáctica de las Ciencias" y VI Taller Internacional sobre la Enseñanza de la Física
"La Enseñanza de las Ciencias a las puertas del siglo XXI"

Autores: Amparo Vilches, Carlos Furió
Universidad de Valencia, España

Este artículo a diferencia de otros que hemos estudiado durante los distintos encuentros es un resumen o síntesis valiosísimo sobre toda la problemática de la enseñanza de la Ciencia, Tecnología y de las Relaciones con la Sociedad en la Escuela Media. Los autores, parten de presupuestos filosóficos preguntándose sobre la finalidad de la educación tecnológica, la necesidad de contextualizar la misma en la cultura moderna, el problema didáctico del desinterés de los alumnos, la necesidad de crear proyectos integradores, la necesidad de que los estudiantes adquieran un espíritu crítico y se formen en valores, etc. Es por ello que el planteo sobre formar tecnólogos o formar personas que estén inmiscuidos en la tecnología es esencial para el desarrollo áulico.
Conclusión: puedo decir entonces, que ese es el desafío diario que los docente debemos asumir aun en los casos en donde la tecnología es accesoria o instrumental para acceder a otros conocimientos.

Gabriel Makcimovich
Comisión A

Gabriela Chechile dijo...

Creo que es necesario que todos los alumnos reciban los conocimientos de las ciencias ya que debido al avance de la tecnología deben estar preparados a los nuevos desafíos que se le plantean.
El no contar con docentes capacitados para enseñar esta materia hace que sea complicado motivar a los alumnos. Lo cual nos pone de manifiesto la responsabilidad que tenemos de prepararnos para ese futuro desafío.

Eugenio Witeniuk dijo...

el articulo me parece interesante porque describe la necesidad de reforzar la educacion en Ciencias y tambien la educacion en CTS(ciencia,Tecnologia y Sociedad).
Hace hincapie en desterrar el analfabetismo tecnologico en todas sus formas y los docentes deben lograr que sus alumnos se inrteresen en las ciencias,para que no le resulten demasiadas aburridas

Rodrigo Sánchez Quintana dijo...

En este artículo se pide a los docentes que pongan mas énfasis en la manera de mostrar los contenidos y de enseñar las ciencias teniendo en cuenta la sociedad actual. Una vez más hablamos de que si los jóvenes no se familiarizan con los mínimos elementos de los avances tecnológicos no estarán insertos en la sociedad del futuro.
Generalmente se habla del ámbito laboral que es muy importante pero no solo estarán limitados al momento de conseguir un trabajo sino que no sabrán, simplemente, como pagar una cuenta por Internet o elevar una nota por medio del mail.
También se deja claro en la nota que la buen enseñanza de los CTS hace que los jóvenes tomen la utilización de estos avances de una manera responsable a favor de la comunidad y esto los hace ser parte de ella. De este modo también estaremos formando a nuevos buenos ciudadanos.

romina dijo...

los estudio realizados,en los que se analizan estos temas tan consolidados,como ciencia, tecnologia y sociedad;en la actualidad los podemos encontrar en diversos proyectos y en diferentes ambitos educativos. Lo interesante de todo esto que se lo puede incluir en las currículas de educación básica,para lograr una alfabetización científica.Con el fin de motivarlos por medio herramientas científicas,técnicas para resolver problemas cotidianos.

Romina Sanchez

Faraudello Francisco José dijo...

El señor Amparo Vilches escribe sobre la enseñanza de la ciencia y la tecnología y dice que en los National Science Education Standars, auspiciados por el National Research Council (1996): "En un mundo repleto de productos de la indagación científica, la alfabetización científica se ha convertido en una necesidad para todos".
Que la ciencia va en un crecimiento fenomenal y que los profesorados se apropien de las nuevas orientaciones y comprendan la importancia de los nuevos contenidos, de los nuevos objetivos y finalidades de la educación científica imprescindibles para afrontar el reto de la formación de los futuros ciudadanos del siglo XXI.
Que las escuelas creen nuevas formas de enseñar las ciencias enfocadas a las necesidades de cada país se pretende reflexionar sobre las nuevas finalidades de la educación científica, la necesidad de introducir en las clases de ciencias las complejas interacciones ciencia, tecnología y sociedad, conocer los distintos proyectos y cómo se podrían llevar a la práctica en los diferentes países
Y el se pregunta:
¿Cuáles son las finalidades básicas de la enseñanza de las ciencias? Es decir, ¿para qué enseñamos ciencias en la secundaria?
Da una serie de errores que comentes generalmente los docentes científicos con sus alumnos y que no pueden llegar a ellos, orientan su enseñanza hacia la preparación de cursos superiores, es decir, hacia la formación de futuros científicos. No tienen en cuenta, por tanto, que se trata de formar básicamente a todas las personas, científicos y no científicos. Y pide que el curriculum incluya objetivos y contenidos conceptuales, es decir, conocimientos científico-técnicos necesarios para que las personas puedan desenvolverse en un mundo cada vez más impregnado por el desarrollo científico y tecnológico. En este sentido, el curriculum ha de conformar creencias, actitudes y valores que, fundamentalmente, desarrollen un interés crítico por la actividad científica. Actitudes y valores que permitan en el futuro evaluar el papel que la ciencia juega y ha jugado en nuestras vidas y preparen así el camino para la participación colectiva en la solución de los problemas con los que se enfrenta la sociedad.
Para muchos docentes, las actitudes negativas son consecuencia de causas externas al proceso de enseñanza como, por ejemplo, la procedencia social de los estudiantes o el mayor interés hacia la televisión. Y explica algo que ya es pensado hasta el más negado a la tecnología sobre el impacto que la ciencia ha tenido y tiene en la vida de los hombres y mujeres, hace pensar en el interés por su estudio, en su enorme potencial didáctico. En la historia de la ciencia para darnos cuenta de que el desarrollo científico ha venido marcado por la controversia, las luchas por la libertad de pensamiento, las persecuciones, la búsqueda de soluciones a los grandes y pequeños problemas que la humanidad tenía planteados, y todo ello está lejos de resultar algo aburrido y monótono. Si sabemos como llegar al alumno será un completo éxito. La interacción de la ciencia, tecnología y sociedad es un ítem que tiene que ser puesto en marcha en nuestra enseñaza tecnológica.

Anónimo dijo...

La alfabetización científica y tecnológica es una de las finalidades planteadas en muchas de las reformas curriculares que se están llevando a cabo en numerosos países. En esta época de enormes cambios sociales, científicos y tecnológicos, en la que las interacciones de la ciencia y la tecnología con la sociedad y el medio adquieren cada vez más importancia, es fundamental que el docente juegue un papel importante en la educación científica, prepararar a los alumnos y en los saberes científicos y tecnológicos necesarios, para hacer en la práctica una organización social global que sea cada vez más participativa.
Gladys Zovich 1°A

Emilio Zago dijo...

Este artículo es interesante porque trata que no haya chicos en edad escolar que se pierdan de los conocimientos que la escuela les puede facilitar con respecto a las nuevas tecnologías. Tratan de formular nuevas estrategias pedagógico-didácticas para poder crearle una motivación al alumno.

Emilio Zago

silvina badr dijo...

Es importante poder brindar a los alumnos educación tanto en ciencia como en tecnología pero sabemos que no se asignan los recursos necesarios para desarrollar a los alumnos en estas áreas.
Personalmente creo que hay que enseñar ciencia a todos los alumnos y no sólo a aquellos que estudiarán alguna carrera con contenido científico porque todos los alumnos tienen derecho a aprender los contenidos básicos de las ciencias no solo por una cuestión de ¨ cultura general ¨ sino porque deben tener acceso a dichos conocimientos.

matias dijo...

"Ciencia, tecnología y sociedad (CTS),implicanciones en la Educación Científica para el S. XXI"
Desde la reflexión que se propone para los docentes de ciencias partiendo de interrogantes fundamentales en cuanto a la educación científica de cara al Siglo XXI, se nos lleva a comprender cuan importante es la incorporación de las nuevas tendencias en la educación.
Entre otros aspectos es de vital importancia la dimensión afectiva cuya concreción se aprecia en objetivos actitudinales con la finalidad de captar tanto el interés como promover el gusto por los estudios científicos.
Para ello se requiere apelar al tratamiento de las interacciones: ciencia, tecnología y sociedad porque estas contribuirán con ese interés que se intenta despertar en los alumnos sobre la ciencia y su estudio.
Claro que no sólo es necesario su incorporación por el carácter motivador que las interacciones pueden conllevar sino que existen otros factores indispensables que influyen para la enseñanza de las ciencias y tecnologías y su evaluación, signados por los cambios sociales, riesgos provocados por desarrollos tecnológicos a nivel mundial, el uso de la ciencia y la tecnología como elementos estratégicos.
Coincido en que cada vez “se torna más peligroso que las personas ignoren lo que significa la contaminación atmosférica, el calentamiento global, la desaparición de especies, los problemas asociados al uso de diferentes fuentes de energía, a la seguridad, a las comunicaciones, a la solución de enfermedades, del hambre, de las condiciones de vida de los más pobres”. puesto que el desconocimiento hace posible que no se incida favorablemente en las políticas de sus países con la finalidad de revertir la situación planteada con las consiguientes consecuencias negativas
Otro aspecto a tener en cuenta en la necesidad de la educación en CTS es la inserción del alumnado al campo del trabajo con la capacitación adecuada que la demanda laboral propone.
Todo esto se debería tener muy en cuenta en el profesorado revalorizando la educación científica y tecnológica y su rol fundamental en una sociedad superadora, con mayor conocimiento pero más justa, más solidaria, más participativa y más colaborativa.
Matias Ortiz.

karina strologo dijo...

Si estaría bueno implementarla la estructura del nivel secundario los adolecentes tienen grandes posibilidades si se los motiva. Quisiera que fuera ya ver que son capases de logar.